Ya bien sea un edificio con varios pisos o una casa, una instalación de porteros automáticos es una opción rentable por una serie de ventajas que empiezan a notarse desde el primer día.

Una cosa está clara, y es que nuestra seguridad en el hogar es muy importante. Esa es la primera ventaja que encontramos con la instalación de porteros automáticos.

Se recibe la llamada del visitante directamente al hogar, sin esperas, pues todo aquel que te visite tendrá que pulsar un botón para dar el aviso de que ya ha llegado.

Conversa con el visitante antes de la apertura de la puerta: ya sea un portero automático con o sin cámara, con el teléfono que viene incorporado podrás mantener una conversación previa.

Apertura de la puerta y recepción inmediata del visitante, pues una vez que haya sonado el portero automático, tendrás que responder y a continuación presionar otro botón para abrirle la puerta.

Es muy cómodo, pues no tendrás que desplazarte para abrir la puerta a tus visitantes.

Te proporciona alta seguridad debido a que en esas ocasiones en las que no esperas a nadie y hay personas que te hacen la llamada a la puerta o timbre, un portero automático puede ayudarte a tomar la decisión de abrir o no. Eso es posible porque hasta que no se das la orden no se abre la puerta.

Si es un vídeo-portero automático aumentará sobremanera tu seguridad, puesto que con su cámara integrada podrás visualizar en todo momento quién es la persona que trata de acceder al edificio o casa.

En Antenas Parisat somos expertos en el sector y sabemos cuidar la seguridad de tu casa. Hacemos instalaciones de porteros automáticos cubriendo las necesidades exactas en cada caso. Además, recibirás asesoramiento personalizado para que lleves una utilización y un mantenimiento correctos en todo momento desde el primer día.