En los porteros automáticos los precios dependen de que tengan función de registro tanto de audio como de vídeo para que no solo podamos escuchar sino también ver quién llega a nuestro portal.

En los porteros automáticos a precios económicos, el audio nos ofrece todo lo que se habla en la entrada, pero la instalación de un videoportero resulta de gran utilidad, ya que nos permite ver a quienes visitan nuestra residencia.

El vídeo debe tener una buena calidad de imagen con la que obtener una resolución adecuada que nos permita ver lo que pasa en la puerta de nuestro hogar tanto de día como de noche, contando así con elementos de iluminación que hagan más fácil la toma de imágenes.

Si buscamos una opción más económica, podemos recurrir a un portero automático en blanco y negro, que sigue ofreciendo una alta calidad de imagen. Pero, si queremos la mejor opción, debemos elegir el color de alta calidad, aunque esto repercutirá en el precio.

Si lo que queremos es tener el equipo más completo, podemos optar por algunos de los modelos que ofrecen la posibilidad de grabar imágenes y almacenarlas en cualquier equipo informático.

Respecto al proceso de instalación de un videoportero, se distinguen dos modelos principales en función del número de hilos existentes. Los que disponen de cuatro hilos y los que se instalan con dos hilos. Los modelos de cuatro hilos cuentan con dos hilos dedicados a la transmisión eléctrica y la apertura y cierre del sistema, mientras que los otros dos son los que transmiten la imagen y audio del portero.

En los que tienen dos hilos se unifica esta transmisión de modo que por ambos cables corren tanto la energía como la imagen y el sonido, siendo su instalación más sencilla y más económica.

En Antenas Parisat estaremos encantados de hacerte un presupuesto sin compromiso alguno.