La adaptación al dividendo digital es la consecuencia de que la TDT tenga que dejar libre una parte de la banda que actualmente ocupa para que se pueda utilizar por las nuevas redes 5G de telefonía móvil.

Ya hubo otra adaptación al dividendo digital cuando se produjo el despliegue del 4G, lo que hizo que las comunidades de propietarios tuvieran que hacer cambios en sus instalaciones de TDT.

La TDT es la forma más utilizada en nuestro país para ver la televisión, muy lejos de la televisión por internet. Esta reordenación de la televisión digital terrestre afecta a casi todos los edificios de viviendas de España, que en un plazo corto de tiempo deberán cambiar parte de sus equipos y resintonizar los televisores si quieren seguir viendo los canales en abierto de la TDT.

Se calcula que hasta 850 000 comunidades de vecinos tendrán que hacer cambios en sus instalaciones. El Gobierno ha aprobado un paquete de ayudas de 150 millones de euros.

Este proceso de cambio de frecuencias en la TDT es inevitable. Hay que liberar espectro radioeléctrico que será ocupado por el 5G.

Por otro lado, el cambio hay que hacerlo en un calendario muy ajustado, y no puede haber demoras, ya que forma parte de la planificación acordada por el conjunto de la Unión Europea, y ningún país se puede descolgar de él.

Aunque ahora pueda resultar engorroso y difícil de asimilar por los televidentes, a la larga, el 5G traerá beneficios para todos.

Se trata de una gran operación que hay que hacer en pocos meses, pero para la que todos estamos preparados: las comunidades de propietarios, que ya cuentan con la experiencia de la primera adaptación tras el 4G, y los profesionales de Antenas Parisat, que nos ocupamos del mantenimiento de estas instalaciones y que contamos con los medios humanos y materiales necesarios para que todo salga bien.