Si vives en una ciudad, lo más habitual es que utilices en el día a día sistemas electrónicos de apertura de puertas. Conseguir la instalación de porteros automáticos a precios adecuados es uno de los objetivos de cualquier constructor, ya que se trata de dispositivos imprescindibles para la edificación en altura.

Uno de los avances más importantes que experimentaron estos dispositivos fue la aparición de los videoporteros, que nos permiten ver la imagen de la persona que está llamando, y así aumentan la seguridad. Posteriormente, llegaron los porteros automáticos digitales, que introdujeron numerosos avances frente a los analógicos.

El siguiente paso es la evolución de los modelos digitales hacia la tecnología IP, que supone la aparición de porteros automáticos con precios quizá algo más elevados en un principio, pero muchísimo más avanzados que los actuales. Estos aparatos hacen uso del protocolo TCP/IP, que es el idioma en el que se comunican los ordenadores y dispositivos a través de Internet.

Al estar conectado con la red de redes, podemos controlar el sistema a distancia ya sea desde nuestro teléfono, ordenador o tableta. Acceder a la imagen capturada por la cámara, abrir la puerta de forma remota, o recibir las llamadas al timbre en nuestro propio teléfono si no hay nadie en casa, son algunas de las posibilidades que te brinda esta tecnología.

El aparato donde se reciben las llamadas, el tradicional telefonillo, se convierte en un potente centro de control conectado a Internet, más parecido a una tableta que a un teléfono. Así, permite centralizar el control de dispositivos de domótica, como enchufes, persianas automatizadas, luces o calefacción. También permite visualizar la imagen de cámaras que podamos tener en el interior de la vivienda, como sistema de seguridad o vigilancia de bebés o niños, por ejemplo.

Para ampliar información sobre estos sistemas, su precio e instalación, puedes contactar con Antenas Parisat. Estaremos encantados de asesorarte.