La adaptación al dividendo digital en nuestro país es una realidad que, un año y medio después de su finalización, todavía muchas comunidades de vecinos siguen sin configurar, a veces por desconocer que no supone ningún coste para las mismas, ya que es el Estado el que la financia. Sin embargo, ya ha sido anunciado desde Bruselas el segundo dividendo digital para el año 2020.

Cabe destacar que muchas empresas de telefonía móvil están pidiendo que se libere por completo la banda de frecuencias de 700 megahercios –actualmente ocupada por canales de televisión–, con el fin de utilizarla para ofrecer sus servicios de 4g y 5g. Además, este nuevo cambio en las ondas podría suponer no solo la necesidad de volver a instalar una antena, sino la de reemplazar el televisor por uno capaz de reproducir imágenes según nuevos estándares, como el UHD (Ultra Alta Definición, por sus siglas en inglés). Esto se debe a que los fabricantes han desarrollado una calidad de imagen superior a la que son capaces de transmitir las ondas.

En realidad, esta nueva adaptación al dividendo digital es de un proceso inevitable, puesto que el avance de las infraestructuras se da a una velocidad mucho más lenta que la del desarrollo de las tecnologías móviles. Es decir, no se trata de una reordenación arbitraria, sino que más bien es una exigencia de tipo técnico que, de no producirse, provocaría problemas mucho mayores a nivel económico que la reinstalación de antenas y el desembolso de una determinada cuantía del pecunio nacional. No obstante, las compañías móviles tendrían que volver a aportar una ingente cantidad de dinero, como ya hicieron en la anterior adaptación.

Sea como sea, en Antenas Parisat tenemos claro que la prioridad es instalar la antena de tu comunidad de vecinos o de tu propiedad de manera rápida, económica y eficaz.