Es posible que te encuentres planteándote la instalación de porteros automáticos, ya que en pleno siglo XXI, la mayoría que hay colocados son de décadas pasadas y pueden comenzar a fallar, privándote de la tranquilidad de conocer la identidad del visitante. Por mucho que te sorprenda, normalmente son los mismos residentes o vecinos quienes permiten el acceso a los ladrones, quienes tan solo necesitan anunciar que son repartidores o comerciales para ganarse la confianza del propietario. Contar con la posibilidad de ver a la persona a través de una pantalla u oír su voz con nitidez es esencial para evitar engaños.

Por esta razón, se recomienda a los administradores de fincas e instaladores que adviertan a los vecinos de llevar a cabo una adecuada instalación de porteros automáticos que preserven tanto su seguridad como la de los que están a su alrededor. En muchas comunidades se cuenta con un portero averiado o de tecnología obsoleta sin las prestaciones que disponen los más actuales, solicitando su renovación después de que haya ocurrido algún percance o se haya visto comprometida la seguridad de la residencia.

Y no es el azar el que determina el hecho de que una vivienda sin un adecuado portero automático se vea más expuesta a los ladrones, los intrusos encuentran en ellas un blanco fácil en el que trabajar. Por suerte, gracias a los avances tecnológicos, su instalación no conlleva obras o grandes gastos, permitiendo su accesibilidad y rapidez en la operación. Además de ser sencillo poner de acuerdo a los vecinos en esta clase de sistemas, ya que no requiere que todos opten por la misma opción.

En Antenas Parisat contamos con una larga experiencia en la distribución, instalación y mantenimiento de sistemas de telecomunicación para ofrecerte tanto a ti como a tu comunidad las soluciones que mejor se adapten a tus necesidades.