Tener una avería en el portero automático y preguntarnos si no habrá tal vez algún tipo de instalación de porteros automáticos que no requiera cables suele ser común. Sobre todo, porque principalmente la mayoría de las veces que un portero automático falla suele deberse a un cable dañado.

Lo cierto es que no sería muy descabellado pensar que, con los adelantos tecnológicos de los que disponemos hoy en día, pudiera existir algún tipo de instalación de porteros automáticos de formato inalámbrico.

La realidad es que estos equipos existen, aunque no los veamos instalados habitualmente. Y no los vemos montados habitualmente porque están orientados hacia la vivienda unifamiliar. Estos equipos suelen funcionar vía onda de radio, lo cual los hace muy adecuados para una vivienda unifamiliar en la que, al contrario que en los bloques de viviendas, es más complicado que se produzcan interferencias.

Tienen la ventaja de que por norma general el dispositivo receptor es similar a un teléfono que podemos desplazar con nosotros por toda la vivienda. Esto nos permite poder ver quién visita nuestra casa desde cualquier punto de la vivienda sin necesidad de acudir hasta el terminal.

En la mayoría de los casos, estos equipos pueden gestionar más acciones en el exterior de nuestra vivienda, tales como abrir o cerrar la puerta del garaje o gestionar el encendido y apagado de luces, por ejemplo, a condición, eso sí, de que los equipos a gestionar sean provistos o ya posean un receptor de radiofrecuencia.

Sus alcances pueden variar entre los ciento cincuenta y los quinientos metros dependiendo de calidades y de fabricantes, así como también la vida de las baterías del sistema de placa, que oscilará entre los tres y los cinco años antes de hacerse necesaria su sustitución.

Conoce más acerca de estos equipos viniendo a vernos a Antenas Parisat.