Seguramente, y a pesar del tiempo que ha transcurrido desde el paso a la televisión digital terrestre o TDT, aún no tienes claro cómo afrontar las actualizaciones de adaptación al dividendo digital. Antes de nada, es importante que sepas que conocemos como dividendo digital al conjunto de frecuencias que están libres en la banda de frecuencias que se usaban con anterioridad al paso de televisión analógica a digital. Es un proceso que consiste en permitir ciertos canales de frecuencias en las que se emite la TDT para que sean usados con otros fines, como para la transmisión de telefonía móvil de nueva generación.

Sin embargo, la primera gran adaptación al dividendo digital ya la afrontamos la mayoría de los ciudadanos durante al año 2010, con la llegada de la TDT. Entonces, el cambio en las emisiones de ondas de televisión requería a su vez un cambio de tecnologías emisoras y receptoras de la señal. Esta segunda adaptación no obliga a nadie a cambiar su aparato de televisión ni a añadir ninguna clase de decodificador. Tampoco habrá que reemplazar las antenas en los edificios o las casas. Lo único que deberás hacer en tu casa es volver a sintonizar los canales de tu aparato de televisión. De este modo, podrás seguir disfrutando de todos los programas sin ningún problema.

Si estás en una comunidad de propietarios que utiliza una antena colectiva, es posible que necesitéis poneros en contacto con instaladores de telecomunicaciones debidamente registrados. Esto es necesario para que se realice la adaptación que sea necesaria en cualquier instalación del edificio con el fin de que la amplificación de la señal para los canales cambiados sea la correcta para cada hogar. Una vez hecho esto, cada usuario en su casa solo tendrá que resintonizar el televisor.

Si necesitas más información sobre los cambios en el dividendo digital, contacta con nosotros en Antenas Parisat.