A pesar de que todo el mundo conoce los porteros automáticos y precios, y que estos llevan entre nosotros muchos años, los cambios que han ido sufriendo no han sido notables para todos.

Los porteros automáticos y precios van a continuar siendo importantes en la vida de los habitantes de un edificio. Las mejoras que van a experimentar los harán incluso más imprescindibles de lo que llevan siendo muchos años.

La gente sabe para qué sirven y también los considera imprescindibles, pero ¿sabrían decir las cualidades que los más modernos tienen respecto a los antiguos? Es decir, ¿sabrían diferenciar entre porteros automáticos analógicos y digitales?

La privacidad quizá sea uno de los factores que pasa más desapercibido. En un aparato digital, nadie puede escuchar nuestra conversación con alguien que esté en una vivienda, ya que la llamada es privada a través del interfono.

Descolgar tu teléfono en casa no te permite oír si, por ejemplo, un repartidor necesita entregar un paquete a un vecino. Esto, junto con otras mejoras técnicas, contribuye de manera importante a que no se generen interferencias molestas cuando usamos este aparato electrónico en una comunidad de vecinos.

El aspecto económico también juega un papel clave a la hora de marcar las diferencias entre estos dos tipos de servicios. El cableado y la obra que supone la instalación de un portero analógico es mucho más costosa, tanto en precio como en dificultad, que instalar uno digital.

Además, este último facilitaría mucho la tarea en el caso de que apareciera otra mejora en su software o en sus utilidades, ya que no haría falta un cambio del aparato al completo.

En Antenas Parisat queremos ayudar a nuestros clientes a que su elección de un portero automático, para una vivienda o para una empresa, sea la más adecuada y útil para su situación.