Una de las razones para solicitar la instalación de porteros automáticos es la seguridad. Pero, a veces eso no es suficiente para garantizar la protección de una finca o de una comunidad de propietarios, hasta el punto de necesitar otro elemento más de disuasión respecto a los delincuentes.

Uno de esos posibles elementos que podemos instalar en Antenas Parisat son los conocidas como cámaras de seguridad simuladas, que para quien no sepa de qué estamos hablando, son cámaras que no graban, sino que únicamente se componen de una carcasa que sí es real y que tienen incluso algunas luces rojas imitando infrarrojos, una forma de disuasión barata, ya que por muy poco dinero se pueden instalar un gran número de ellas por todo un recinto, de forma que los delincuentes piensen que se trata de un complejo sistema de vigilancia por circuito cerrado.

La profesionalización de los delincuentes, si se puede llamar así, hace que muchos de ellos sepan perfectamente de que pueden ser cámaras simuladas, así que se pueden combinar con cámaras reales y con alarmas de otro tipo, para añadir mayor protección a los puntos más críticos de la zona que queremos asegurar.

Pero, tenemos que decir que la combinación de una instalación de porteros automáticos con cámaras simuladas ofrece buenas garantías de seguridad, por muy peligrosa que sea la zona. Y hay que tener en cuenta que este tipo de cámaras tienen la ventaja de que no necesitan de una persona que las vigile, algo obligatorio por ley, ni están sometidas a la Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), ya que no graban ningún tipo de imagen.