En los tiempos que corren todos pedimos la máxima velocidad en nuestros dispositivos móviles (Smartphone, Tablet…), por ello se investigó y diseñó la 4ª Generación tecnológica de telefonía móvil (4G) o LTE, que es un novedoso estándar de la norma 3GPP.

Actualmente las principales compañías telefónicas ya comercializan los servicios 4G en las bandas de 1.800 MHz y 2.600 MHz, pero la máxima velocidad se obtiene en la banda de 800 MHz. Esta última no se puede comercializar aún ya que comprende las frecuencias 790-862 MHz, que se usa en la actualidad para la retransmisión de la TDT. De ahí el Dividendo Digital, que consiste en la liberalización de las frecuencias 790 a 862 MHz. Se trata de trasladar las emisiones TDT que en la actualidad retransmiten en la banda indicada a otras frecuencias libres por debajo del Canal 60.

Cuando esto ocurra deberemos adaptar nuevamente nuestras instalaciones de antena para los nuevos canales. Para ello deberemos tener en cuenta los distintos tipos de amplificación:

-         Amplificadores monocanales.

-         Amplificadores multibanda programables.

-         Amplificadores multibanda.

Si nos basamos en los estudios realizados sobre las futuras emisiones LTE en la banda 800 MHz, se podrán provocar numerosas afecciones en los canales TDT. Estas afecciones dependerán, entre otras, del tipo de amplificación que tengamos en nuestras instalaciones, siendo menores en el sistema de amplificación monocanal.

Pero no bastará con adaptar las instalaciones ya que, si cabe, tomará mayor importancia el estado en el que se encuentre el cableado. Si no tenemos un cableado en buen estado y bien apantallado este será una buena entrada para las señales LTE provocando afecciones sobre los canales TDT, en mayor medida si estamos amplificando las señales con amplificadores multibanda.

Para evitar las indeseadas molestias que nos puedan provocar estas nuevas emisiones debemos prepararnos revisando nuestras instalaciones y sustituyéndolas en el caso de ser necesario.

Pero no solo la LTE podrá afectar las señales TDT si no que las instalaciones de antena que estén en mal estado y con falta de apantallamiento podrán afectar las señales LTE de la banda 1.800 MHz ya que se encuentra dentro del ancho de banda en la que distribuimos por el cableado las señales de satélite (FI). Esto limitaría la velocidad de nuestros dispositivos 4G incluso hasta podrían quedarse sin cobertura.

Solicítanos una revisión pulsando aquí

Consulta nuestras Ofertas






Publicado: 9 de Noviembre de 2013